Causa nº 2152/2010 (Casación). Resolución nº 56906 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 22 de Diciembre de 2011 - Jurisprudencia - VLEX 436730786

Causa nº 2152/2010 (Casación). Resolución nº 56906 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 22 de Diciembre de 2011

Fecha de Resolución:22 de Diciembre de 2011
Movimiento:RECHAZA FORMA, ACOGE FONDO
Rol de Ingreso:2152/2010
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:1767-2009 C.A. de Temuco
Rol de Ingreso en Primer Instancia:C-2378-2007 3er JUZGADO CIVIL DE TEMUCO
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

1

Santiago, veintidós de diciembre del año dos mil once.

Vistos:

En estos autos ingresados a esta Corte bajo el rol Nº 2152-10 sobre juicio ordinario de cobro de pesos seguido en contra de la demandada Municipalidad de Temuco, ésta dedujo recursos de casación en la forma y en el fondo contra la sentencia de la Corte de Apelaciones de Temuco que revocó la de primera instancia dictada por el Tercer Juzgado Civil de esa misma ciudad que había rechazado la demanda, decidiendo en su lugar acogerla y condenar a la recurrente a pagar al Banco Bice las sumas que se precisan en su parte resolutiva, con los reajustes e intereses que en ella se indican.

Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

En cuanto al recurso de casación en la forma:

Primero

Que según la recurrente la sentencia impugnada ha incurrido en la causal de casación prevista en el N° 4 del artículo 768 del Código de Procedimiento Civil, esto es, en haber sido dada ultrapetita, puesto que la sentencia se habría extendido a puntos no sometidos a la decisión del tribunal. Expone que el argumento a que acudió el fallo de segundo grado para acoger la demanda consistió en que la deudora ?Municipalidad de Temuco- había aceptado la cesión del crédito que detentaba uno de sus contratista al Banco Bice ?demandante en estos autos-, circunstancia que estaría acreditada por una comunicación remitida por el Alcalde de ese municipio que revelaría que éste tenía pleno conocimiento del traspaso del crédito, lo que no objetó.

Sin embargo, continúa el recurso, en este pleito nunca existió discusión referente a si se había verificado la aceptación tácita de la cesión del crédito para que éste fuera oponible al deudor, por cuanto ello no fue planteado ni debatido por las partes. La alegación del Banco Bice siempre se cimentó en la notificación válida de dicha cesión a través de la actuación de un notario que tuvo por objeto producir los efectos del artículo 1902 del Código Civil, vale decir, la oponibilidad de la cesión al deudor;

Segundo

Que el cargo que se apoya en la causal de nulidad formal señalada, esto es, la de haber desarrollado los sentenciadores una posición no alegada por la defensa, deberá ser desestimado, puesto que no resulta ser efectiva la anomalía que reprocha el recurrente.

Cabe recordar que la doctrina ve en la denominada ultra petita ?más allá de lo pedido- un vicio que ataca un principio rector de la actividad procesal, cual es el principio de la congruencia, la que puede ser entendida como la debida adecuación entre las pretensiones de las partes formuladas oportunamente y la parte dispositiva de la resolución judicial. En el presente caso, no es posible constatar algún desajuste entre la sentencia cuestionada y los términos en que las partes formularon sus pretensiones;

Tercero

Que, en efecto, la controversia sometida al conocimiento de los jueces de la instancia dice relación con si el crédito cuyo cobro se persigue por el cesionario ?Banco Bice- tuvo efectos respecto del deudor, sea por haber sido válidamente notificado de su cesión o por haber sido aceptada por éste.

Corrobora lo anterior el propio auto de prueba fijado en esta causa, puesto que una de las cuestiones a dilucidar era precisamente la efectividad de ser oponible a la demandada la cesión de derechos entre un contratista de la Municipalidad -a quien ésta le adeudaría el pago de servicios de aseo de calles de la comuna- y el demandante Banco Bice;

Cuarto

Que acotado en esos términos el conflicto, el fallo resolvió que la cesión produjo efectos contra el deudor toda vez qu e operó la aceptación que prevé el artículo 1902 del Código Civil, conclusión a la que arriba al apreciar una de las evidencias probatorias aportadas a la causa ?la aludida misiva del Alcalde dirigida al actor- que demostraría su conocimiento y anuencia;

Quinto

Que de lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA