Causa nº 2654/2016 (Casación). Resolución nº 90217 de Corte Suprema, Sala Cuarta (Mixta) de 8 de Marzo de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 670951369

Causa nº 2654/2016 (Casación). Resolución nº 90217 de Corte Suprema, Sala Cuarta (Mixta) de 8 de Marzo de 2017

Fecha de Resolución: 8 de Marzo de 2017
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:2654/2016
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:9442-2015 - C.A. de Santiago
Rol de Ingreso en Primer Instancia:C-288-2014 - 6º JUZGADO CIVIL DE SANTIAGO
Emisor:Sala Cuarta (Mixta)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, ocho de marzo de dos mil diecisiete. Vistos:

En autos n mero de rol C-288-2014, caratulados C.S. con ú “ Cerda Yung , seguidos ante el Sexto Juzgado Civil de Santiago, por

” sentencia de once de diciembre de dos mil catorce, escrita a fojas 146 y siguientes, se rechaz la demanda, sin costas; la que fue confirmada por una ó sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, con fecha doce de noviembre de dos mil quince, seg n consta a fojas 281. ú

En contra de dicha decisi n la parte demandante dedujo recurso de ó

casaci n en el fondo, denunciando la infracci n de lo dispuesto en las ó ó

normas legales que indica, y solicita que se lo acoja y se la anule, acto seguido y sin nueva vista, se dicte una de reemplazo que haga lugar a la demanda, con costas.

Se trajeron los autos en relaci n. ó

Considerando: 1 Que el recurrente, en primer lugar, se ala que se solicit que se

° ñ ó declare que el demandado est obligado a rendir cuentas, y se acompa á ñó bajo el apercibimiento legal del art culo 346 n mero 3 del C digo de í ú ó Procedimiento Civil, varios instrumentos con anotaciones de su pu o y letra ñ

que guardan directa relaci n con la pretensi n deducida y que no fueron ó ó

considerados, a saber: copia autorizada de solicitud de inversi n n mero ó ú

014-7832448, de 21 de julio de 1998, emitido por el Banco de A.E. por la cantidad de U.F 804,87, sin que se haya alegado falsedad o falta de integridad dentro de t rmino legal, por lo tanto, se tuvieron por reconocidos é y tienen valor de escritura p blica en raz n de lo dispuesto en el art culo ú ó í 1702 del C digo Civil; seis comprobantes de solicitud de captaci n de igual ó ó banco; copia original del certificado n mero 15085, emitido por dicha ú instituci n bancaria a nombre de la madre de los demandantes, pero ó dirigido al domicilio del demandado, que tampoco fueron tachados de falsos o de falta de integridad dentro del plazo legal, por lo que tambi n se é tuvieron por reconocidos y tienen valor de escritura p blica en raz n de lo ú ó se alado; documento manuscrito de pu o y letra por el demandado, en el ñ ñ

0111272285783que efect a una especie de rendici n de cuentas informal, sin que se aprecie ú ó

que fue recibida conforme por la madre de los demandantes; dos copias originales de formulario 22 de declaraci n de impuestos anuales a la renta, ó constando en la del a o 1998, n mero 31479998, la firma del demandado ñ ú como representante legal de la contribuyente, que guardan relaci n con ó

todos los ingresos percibidos por concepto de intereses ganados por las inversiones, y en los que consta el domicilio del demandado, y que al no ser objetados dentro de t rmino legal, debieron ser considerados como é instrumentos p blicos en raz n de lo dispuesto en el art culo 342 n mero 2 ú ó í ú del C digo de Procedimiento Civil, en relaci n con lo previsto en el ó ó art culo 1700 del C digo Civil. í ó

En segundo lugar, se ala que la sentencia impugnada nada dijo ñ

respecto de los incidentes de objeci n que el demandado promovi y que ó ó

fueron rechazados, sin condena en costas, no obstante lo ordenado por los art culos 144 y 147 del C digo de Procedimiento Civil; que incurre en í ó errores de derecho por no respetar las leyes reguladoras de la prueba, precisando que no se aplic el art culo 399 del C digo de Procedimiento ó í ó Civil, en relaci n a los art culos 1698 y 1713 del C digo Civil, trat ndose ó í ó á de la confesional, en particular posiciones N 3 y 8, pues el demandado

° reconoci que firm las declaraciones de impuestos anuales a la renta del ó ó a o 1998, como representante legal de la contribuyente por las inversiones e ñ intereses obtenidos; que no contiene fundamentaci n legal en cuanto a la ó omisi n y/o rechazo de ese medio de prueba y, por ende, para no otorgarle ó el valor que la ley se ala; que no se respet el art culo 346 n mero 3 del ñ ó í ú c digo adjetivo civil, en relaci n al art culo 1702 del C digo Civil, pues los ó ó í ó documentos acompa ados si bien fueron objetados, el incidente respectivo se ñ rechaz por extempor neo, aludiendo a los ya se alados y que tienen ó á ñ anotaciones de pu o y letra del demandado, como a los emitidos por el ñ Banco de A.E., por lo que, afirma, los instrumentos fueron omitidos y/o rechazados y no se les otorg valor probatorio, no obstante que hacen ó plena prueba en contra del demandado a objeto de dar por acreditadas las alegaciones formuladas. A ade que no se aplic el art culo 342 n mero 2 ñ ó í ú

0111272285783del c digo adjetivo civil, en relaci n al art culo 1700 del C digo Civil y al ó ó í ó

p rrafo 3 del art culo 8 N 5, 6 y 7 del C digo T., apuntando al á ° í ° ó documento que expresa que contiene una especie de rendici n de cuentas ó

informal, y a las copias originales de los formularios 22 de impuestos anuales a la renta.

En tercer lugar, sostiene que se infringieron los art culos 2116, 2123 y í

2124 del C digo Civil, pues con la prueba acompa ada se acredit que el ó ñ ó

demandado era el representante de la madre de los demandantes, obrando como su apoderado, procurador y mandatario, ya que no era menester que el poder o mandato constara por escritura p blica, y al estampar su firma ú como su representante legal en el formulario 22 de declaraci n de impuesto ó anual a la renta del a o 1998, lo acept t citamente y puso en ejecuci n el ñ ó á ó mandato que se le otorg ; sin perjuicio que qued confeso de dicha ó ó

actuaci n. ó En cuarto lugar, denuncia infringidos los art culos 2167, 2168 y 2169 í del C digo Civil, porque pesaba sobre el demandado la obligaci n de rendir ó ó cuentas, ya que con la prueba se puede establecer que acept expresa o ó

t citamente el encargo recibido y que actu en su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA