Causa nº 37417/2017 (Apelación). Resolución nº 11 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 18 de Diciembre de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 699258073

Causa nº 37417/2017 (Apelación). Resolución nº 11 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 18 de Diciembre de 2017

Fecha de Resolución:18 de Diciembre de 2017
Movimiento:CONFIRMA SENTENCIA APELADA (M)
Rol de Ingreso:37417/2017
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:5237-2016 - C.A. de Concepción
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, dieciocho de diciembre de dos mil diecisiete.

VISTOS Y TENIENDO PRESENTE:

PRIMERO

Que la sociedad actora, “J.L.A. y Compañía Limitada”, ha deducido reclamación de ilegalidad, al tenor de lo estatuido en el artículo 24 de la Ley N° 19.913, contra la Resolución Exenta D.J. N° 110-163-2016, de 15 de marzo 2016, dictada por la Unidad de Análisis Financiero, por cuyo intermedio se le aplicó una amonestación y una multa a beneficio fiscal de 40 Unidades de Fomento, por infracción a la normativa destinada a prevenir e impedir la utilización del sistema financiero y de otros sectores de la actividad económica para la comisión de alguno de los delitos descritos en el artículo 27 de la ley citada y en el artículo 8 de la ley Nº 18.314.

Al respecto aduce que la resolución impugnada adolece de nulidad desde que fue suscrita por J.C.T. como Director de la Unidad de Análisis Financiero, pese a que dicho cargo no existe en la Ley N° 19.913, de modo que carece de facultades para pronunciarla.

Enseguida aduce que el acto reclamado imputa a su parte transgresiones consistentes en no contar con el Registro especial de Debida Diligencia y Conocimiento

HRYXDMCXQBdel Cliente (DDC); en no establecer sistemas apropiados de manejo de riesgo para determinar si sus clientes son o no Personas Expuestas o no Políticamente (PEP); en no realizar revisiones de las relaciones de sus clientes con grupos talibanes o con la organización Al-Qaeda o con países o territorios no cooperantes o con paraísos fiscales y en no contar con un Manual de Prevención en materia de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, con lo que habría infringido la Circular UAF N° 49 de 2012, que obliga a personas como su representada a mantener y cumplir con los registros mencionados.

Sobre el particular arguye que si bien la Unidad de Análisis Financiero puede expedir instrucciones para facilitar el cumplimiento de la Ley N° 19.913, no puede, en el ejercicio de dicha atribución, crear obligaciones que no están consagradas en la norma legal, de lo que se sigue que los deberes a que se refiere la resolución sancionatoria debían constar en la referida Ley N° 19.913 o en otro cuerpo de esa categoría, mas no en un simple instructivo y, por lo mismo, que, aun de ser efectivos los hechos imputados, los mismos no constituyen una infracción penal.En la conclusión pide que se revoque o deje sin efecto la resolución impugnada, absolviendo a su representada de los cargos, con costas.

SEGUNDO

Que al informar la Unidad de Análisis Financiero alega la extinción de la acción por la prescripción de la reclamación y, en subsidio, solicita el rechazo de la acción intentada, con costas.

En cuanto a la prescripción alega que la reclamación de ilegalidad deducida contra el acto reclamado, vale decir, de la Resolución Exenta D.J. N° 110-163-2016 de 15 de marzo de 2016, fue acogida a tramitación el 7 de abril de 2016 y notificada recién con fecha 24 de enero de 2017, esto es, con más de nueve meses después que se ordenó dicha diligencia, de modo que, según alega, el recurso se encuentra prescrito, en los términos del artículo 211 del Código de Procedimiento Civil.

En lo que atañe a la inexistencia del cargo de Director de la Unidad de Análisis Financiero, subraya que ésta tiene por objeto prevenir e impedir la utilización por distintos sectores de la actividad económica para la comisión de delitos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, y que en su organigrama se incluye el cargo de Director, cuya existencia y competencias emanan de la ley. En tal sentido subraya que mediante Decreto Supremo N° 1.762 del Ministerio de Hacienda, se renovó el nombramiento de J.C.T. como Director de la Unidad de Análisis Financiero por tres años, a contar del 12 de enero de 2016.

En cuanto al fondo indica que la función de la Unidad de Análisis Financiero es de naturaleza preventiva respecto de la detección de ciertos delitos, pero que la persecución y sanción de los mismos está radicada en el Ministerio Público y en los Tribunales Ordinarios de Justicia. En tal sentido subraya, que la Circular Unidad de Análisis Financiero N° 49, de 2012, a que alude la reclamación, fue dictada en ejercicio de la facultad otorgada a ese Servicio por el artículo 2 letra f) de la Ley N° 19.913 y destaca que por su intermedio se regulan diversas materias que resultan imprescindibles para que los sujetos obligados estén en condiciones de evaluar y reportar la ocurrencia de eventuales operaciones sospechosas; la eventualidad de contar con clientes expuestos políticamente o que se relacionen con paraísos fiscales o territorios no cooperantes, ámbitos todos que constituyen, según expresa, pilares fundamentales de un sistema preventivo de lavado de activos y de financiamiento del terrorismo.Por último, afirma que esa Unidad no ha incurrido en ilegalidad alguna en la tramitación del procedimiento administrativo que concluyó con la resolución que sancionó al sujeto obligado.

TERCERO

Que para desestimar la extinción de la acción por la prescripción de la reclamación, los sentenciadores tuvieron en consideración que la prescripción del recurso de apelación corresponde a un modo anormal de terminar dicho recurso en las hipótesis previstas en el artículo 211 del Código de Procedimiento Civil, de manera que sólo resulta aplicable a este medio de impugnación y no al procedimiento mismo, cualquiera sea su naturaleza, menos aun si, como ocurre en la especie, se ha invocado como fundamento del mismo un período de inactividad en el que no se hallaba constituida la relación procesal.

A continuación desecharon la nulidad derivada de la inexistencia del cargo de Director de la Unidad de Análisis Financiero, debido a que el señalado puesto, en cuanto jefe superior del servicio reclamado, está establecido en la ley, en particular en el inciso segundo del artículo de la Ley N° 19.913, a lo que añadieron que la resolución impugnada en autos fue dictada por el Director de la citada Unidad, vale decir, por la autoridad competente y dentro de la

esfera de sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA