Causa nº 35272/2017 (Casación). Resolución nº 10 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 31 de Octubre de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 695853109

Causa nº 35272/2017 (Casación). Resolución nº 10 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 31 de Octubre de 2017

Fecha de Resolución:31 de Octubre de 2017
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:35272/2017
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:807-2016 - C.A. de Antofagasta
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, treinta y uno de octubre de dos mil diecisiete.

Vistos y teniendo presente:

Primero

Que en estos autos N° 35.272-2017, de conformidad con el artículo 782 del Código de Procedimiento Civil, se ordenó dar cuenta del recurso de casación en el fondo deducido por la reclamante, SQM SALAR S.A., contra el veredicto de la Corte de Apelaciones de A. que desechó la reclamación interpuesta contra la Resolución DGA Exenta N° 2.346, de 22 de agosto de 2016, proveniente de la Dirección General de Aguas, dada en el expediente administrativo ND-0202-1551.

Segundo

Que el arbitrio de nulidad se queja, en un capítulo preliminar, de haberse conculcado los artículos 63 y 64 del Código de Aguas, 19, 20 y 21 de su homónimo Civil, y 10 y 24 de la Ley N° 19.300 de 1994, toda vez que no se adaptaron en su genuino sentido y alcance los artículos 63 y 64 del Código de Aguas, en cuanto ese artículo 63 estatuye que las áreas que correspondan a acuíferos que alimenten vegas y bofedales de las regiones de Tarapacá y A., se entenderán excluidas para mayores extracciones que las ya permitidas, así como para nuevas explotaciones, con todo, no queda al margen la constitución de derechos de aprovechamiento, y así se produce una falsa aplicación de tal precepto cuando se declara que consagra una normativa especialísima y prohibitiva vinculada a la “imposibilidad de constituir un derecho de aprovechamiento” en tales acuíferos.

Tercero

Que explica que el artículo 10 de la Ley N° 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente, determina los proyectos o actividades que deberán someterse al método de evaluación de impacto ambiental; y su artículo 24 prescribe que dicho proceso de evaluación concluirá con la resolución de calificación ambiental del proyecto; en consecuencia, para efectuar nuevas extracciones y mayores explotaciones que las ya concedidas, obligadamente la sociedad requerirá sujetar a evaluación ambiental uno o más proyectos que contemplen dichas nuevas extracciones o mayores explotaciones, y obtener una resolución de calificación ambiental favorable de dicho proyecto o proyectos.

Aclara que el Código de Aguas utiliza las expresiones “derecho de aprovechamiento”, “constitución” de derechos de aprovechamiento, “nuevas explotaciones” y “mayores extracciones” en sus artículos 6°, 22, 23 y 149, lo cual significa que la ley ha definido o descrito los conceptos colacionados, en virtud de lo cual se violentaron los artículos 20 y 21 del Código Civil al haber obviado el sentido natural y obvio de dichos vocablos.

Cuarto

Que en otro acápite protesta que los sentenciadores transgreden las leyes reguladores de la prueba, y se constata un error en la desatención de los artículos 160 y 346, N° 3°, del Código de Procedimiento Civil, y 1698 y 1702 del estatuto Civil, en cuanto al no acoger el recurso de reclamación se tuvo por comprobado, en atención a informes técnicos preparados por la DGA, que la extracción de un caudal de hasta 128 litros por segundo desde el acuífero que alimenta a Aguas de Quelana provoca una rebaja igual o superior a 25 centímetros en su nivel freático, y se tiene, por consiguiente, como acreditada la circunstancia que acceder a la constitución del derecho que se procura es improcedente legalmente, según lo exige el inciso tercero del artículo 141 del Código de Aguas, norma decisoria litis, y desestiman, junto a lo anterior, la prueba documental rendida por la entidad compareciente.

Quinto

Que en el desarrollo de la influencia que semejantes deficiencias habrían tenido en lo dispositivo de lo resuelto, asevera que de haberse aplicado correctamente la citada preceptiva, se habría colegido necesariamente que el artículo 63 del Código del ramo no impide la constitución de un derecho de aprovechamiento, ante lo cual no se habría negado el recurso de reclamación, ni se hubiera reprochado a la compañía reclamante que no haya pedido se deje sin efecto o modificara la resolución que identificó y delimitó como acuífero que alimenta vegas y bofedales a un sector dentro del cual se ubica el punto de captación del derecho de aprovechamiento de aguas subterráneas que se pretende constituir.

Sexto

Que para discernir el asunto propuesto al conocimiento de esta Corte parece relevante consignar que la reclamante ha dirigido su acción contra la Resolución DGA Exenta N° 2.346, que deniega la reconsideración promovida contra la Resolución DGA II N° 103, de 5 de marzo de 2003, la que, a su turno, no hizo lugar a la constitución del derecho de aprovechamiento impetrado.

Expresa que el 12 de junio de 1997 la sociedad ingresó en la oficina de partes de la Gobernación de la provincia de El Loa un requerimiento de constitución de derechos de aprovechamiento de aguas subterráneas, por un caudal de 200 litros por segundo, de uso consuntivo, de ejercicio permanente y continuo, que se captarían por elevación mecánica desde el pozo Flamenco, situado en el predio L. de Cas, comuna de San Pedro de Atacama, provincia de El Loa, región de A., y que por resolución DGA II N° 0103 (exenta), de 5 de marzo de 2003, el señor Director Regional de A. de la Dirección General de Aguas repudió dicha solicitud de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA