Causa nº 92863/2016 (Casación). Resolución nº 25 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 21 de Agosto de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 691772349

Causa nº 92863/2016 (Casación). Resolución nº 25 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 21 de Agosto de 2017

Fecha de Resolución:21 de Agosto de 2017
Movimiento:CASA EN EL FONDO DE OFICIO (M)
Rol de Ingreso:92863/2016
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:118-2016 - C.A. de La Serena
Rol de Ingreso en Primer Instancia:C-4952-2013 - 2º JUZGADO DE LETRAS DE LA SERENA
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, veintiuno de agosto de dos mil diecisiete. Vistos:

En estos autos Rol N° 92.863-2016, sobre juicio ordinario de indemnización de perjuicios, seguidos ante el Segundo Juzgado de Letras de La Serena, la parte demandante deduce recurso de casación en el fondo en contra del fallo de la Corte de Apelaciones de esa ciudad que confirma el fallo de primer grado que rechaza la acción.

Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero

Que en virtud de la facultad contemplada en el artículo 775 del Código de Procedimiento Civil, esta Corte estima del caso examinar si la sentencia en estudio se encuentra extendida legalmente.

Segundo

Que el legislador se ha preocupado de establecer las formalidades a que deben sujetarse las sentencias definitivas de primera o única instancia y las de segunda que modifiquen o revoquen en su parte dispositiva las de otros tribunales –categoría esta última a la que pertenece aquella objeto de la impugnación en análisis-; las que, además de satisfacer los requisitos exigibles a toda resolución judicial, conforme a lo prescrito en los artículos 61 y 169 del Código de Procedimiento Civil, deben contener las enunciaciones contempladas en el artículo 170 del mismo cuerpo normativo, entre las que figuran –en lo que atañe al presente recurso- en su numeral 4, las consideraciones de hecho o de derecho que sirven de fundamento a la sentencia.

Tercero

Que esta Corte, dando cumplimiento a lo dispuesto por la Ley N° 3.390 de 1918, en su artículo 5° transitorio, dictó con fecha 30 de septiembre de 1920 un Auto Acordado en que regula pormenorizada y minuciosamente los requisitos formales que, para las sentencias definitivas a que se ha hecho mención, dispone el precitado artículo 170 del Código de Procedimiento Civil.

R. al enunciado exigido en el N° 4 de este precepto, el Auto Acordado dispone que las sentencias de que se trata deben expresar las consideraciones de hecho que les sirven de fundamento, estableciendo con precisión aquéllos sobre que versa la cuestión que haya de fallarse, con distinción entre los que han sido aceptados o reconocidos por las partes y los que han sido objeto de discusión.

Agrega que si no hubiera discusión acerca de la procedencia legal de la prueba, deben esas sentencias determinar los hechos que se encuentran justificados con arreglo a la ley y los fundamentos que sirven para estimar los comprobados, haciéndose, en caso necesario, la apreciación correspondiente de la prueba de autos conforme a las reglas legales.Si se suscitare cuestión acerca de la procedencia de la prueba rendida –prosigue el Auto Acordado- deben las sentencias contener los fundamentos que han de servir para aceptarla o rechazarla, sin perjuicio del establecimiento de los hechos en la forma expuesta anteriormente.

Prescribe, enseguida: establecidos los hechos, se enunciarán las consideraciones de derecho aplicables al caso y, luego, las leyes o, en su defecto, los principios de equidad con arreglo a los cuales se pronuncia el fallo; agregando que, tanto respecto de las consideraciones de hecho como las de derecho, debe el tribunal observar, al consignarlos, el orden lógico que el encadenamiento de las proposiciones requiera.

Cuarto

Que la importancia de cumplir con tal disposición la ha acentuado esta Corte Suprema por la claridad, congruencia, armonía y lógica en los razonamientos que deben observar los fallos. La exigencia de motivar o fundamentar las sentencias no sólo dice relación con un asunto exclusivamente procesal referido a la posibilidad de recurrir, sino que también se enmarca en la necesidad de someter al examen que puede hacer cualquier ciudadano de lo manifestado por el juez y hace posible, asimismo, el convencimiento de las partes en el pleito, evitando la impresión de arbitrariedad al tomar éstas conocimiento del porqué de una decisión judicial.

Quinto

Que los jueces, para dar estricto cumplimiento a lo dispuesto por el legislador, deben ponderar toda la prueba rendida en autos, tanto aquella en que se sustenta la decisión como la descartada o aquella que no logra producir la convicción del sentenciador en el establecimiento de los hechos, lo cual no se logra con la simple enunciación de tales elementos, sino que con una valoración racional y pormenorizada de los mismos.

Cabe, en este mismo sentido, tener presente que "considerar" implica la idea de reflexionar detenidamente sobre algo determinado y concreto. En consecuencia, es nula, por no cumplir con el precepto del Nº 4 del artículo 170 del Código de Procedimiento Civil, la sentencia que hace una estimación de la prueba y deduce una conclusión referente a la materia debatida sin analizarla en su totalidad.

Sexto

Que asentadas las ideas anteriores cabe precisar que en estos autos K.J.T.G., por sí y en representación de hija F.I.I.T. deduce demanda de indemnización de perjuicios en contra de la Sociedad Constructora Branex Limitada y del Fisco de Chile, por la responsabilidad que les cabe en la muerte de J.M.I.O., acaecida el día 28 de octubre, mientras se desempeñaba como conductor profesional de un camión aljibe para la obra denominada “Mejoramiento ruta D-41-CH, Juntas del Toro Puente Camarón", que fuera licitada por el Ministerio de Obras Públicas y que se encontraba bajo la tuición de la Dirección de Vialidad de dicha repartición. Explica que las obras fueron licitadas y adjudicadas mediante resolución DGOP Nº 032 del 7 de marzo de 2013, a la sociedad Constructora Branex S.A. suscribiéndose el contrato respectivo.

Explica la demandante que el trabajador fallecido fue contratado por la empresa demandada sociedad Branex Limitada (sucesora legal de Constructora Branez S.A.), mediante contrato de trabajo por obra o faena, con una jornada diurna de 10 días de trabajo por 5 de descanso, para desempeñar la labor de chofer y ayudante de mecánico en la obra aludida, a contar del día 26 de julio de 2013. Sin embargo, la empresa infringió de manera flagrante la jornada excepcional de trabajo y descanso del trabajador accidentado, vulnerando normas básicas y esenciales del descanso semanal que buscan justamente otorgar el descanso apropiado al trabajador, más aún en una faena de suyo riesgosa como es el manejo de una camión aljibe de alto tonelaje, cuestión que a la postre determinó la muerte del trabajador, toda vez que J.I.O., el día 28 de octubre de 2013, aproximadamente a las 6:15 AM, mientras realizaba labores de conducción del camión aljibe placa patente FTCL-31, se volcó a la altura del km. 156.140 en medio del río, cayendo desde una altura aproximada de 15 metros, falleciendo en el acto, estableciéndose que el trabajador se quedó dormido al volante al estar en condiciones físicas deficientes atribuibles a la falta de descanso, cuestión que se explica porque realizaba turnos nocturnos, contraviniendo la resolución de la Dirección del Trabajo que sólo autorizó la ejecución de la jornada especial en trabajo diurno. Así, existe...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA