Causa nº 15425/2017 (Casación). Resolución nº 13 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 21 de Marzo de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 706379801

Causa nº 15425/2017 (Casación). Resolución nº 13 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 21 de Marzo de 2018

Fecha de Resolución:21 de Marzo de 2018
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:15425/2017
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:239-2017 - C.A. de San Miguel
Rol de Ingreso en Primer Instancia:C-25902-2013 - 4º JUZGADO CIVIL DE SAN MIGUEL
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, veintiuno de marzo de dos mil dieciocho.

Vistos:

En estos autos Rol N° 15.425-2017, seguidos ante el Cuarto Juzgado Civil de San Miguel, M.S.V.C. dedujo demanda de indemnización de perjuicios en contra de la Municipalidad de La Cisterna, solicitando que sea condenada a pagar las sumas que indica por concepto de daño emergente, lucro cesante y daño moral.

Por sentencia de primera instancia de seis de julio de dos mil dieciséis, se acogió la excepción de prescripción opuesta por la demandada, rechazándose la acción indemnizatoria.

Apelada la sentencia por la demandante, la Corte de Apelaciones de San Miguel la confirmó en todas sus partes.

En contra de esta última decisión la demandante interpuso recurso de casación en el fondo.

Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero

Que en el recurso de nulidad sustancial se denuncia la infracción de los artículos 2503 y 2518 del Código Civil. Señala el recurrente que la sentencia impugnada incurre en yerros jurídicos al interpretar erróneamente las normas señaladas.

Explica que en el expediente de autos se consigna claramente que la demanda fue interpuesta con fecha 13 de junio de 2013, que se realizó un primer trámite de notificación con fecha 22 de octubre de ese mismo año, según costa a fojas 48 del expediente, notificándose legalmente la demanda a la parte demandada el 28 de noviembre de 2014 y fue contestada por esta el 18 de diciembre de 2014, instancia en la cual opone la excepción de prescripción.

Sostiene que los sentenciadores han confirmado una posición errónea en la manera de entender uno de los requisitos de la interrupción de la prescripción, toda vez que el fallo impugnado afirma que la interrupción sólo se hará efectiva y procederá su efecto sustantivo-interruptivo si tanto la demanda judicial como la notificación válida de la demanda se producen dentro del plazo de prescripción, razonamiento que no se condice con el estado actual de la jurisprudencia sobre la materia, como tampoco con una interpretación armónica del fundamento y regulación de la prescripción extintiva.

Indica que el yerro de los sentenciadores se refiere a una clara revisión y clasificación del efecto procesal y sustantivo de la interposición de la demanda y su notificación. Añade que si bien es discutido el momento en que se produce la interrupción de la prescripción, tal discrepancia cobra importancia en casos como el de autos, en los cuales se ha interpuesto la demanda antes del término de la prescripción establecido en la ley, pero que ha sido notificada legalmente con posterioridad a él.

Afirma que, sostener que la interrupción de la prescripción se produce con la interposición de la demanda es una interpretación que se aviene más correctamente con el espíritu general de la legislación, puesto que es la presentación de la demanda el acto de perseguir el derecho en juicio por el acreedor, el evento público y ostensible que pone de manifiesto el propósito del titular, poniendo en funcionamiento el órgano jurisdiccional correspondiente, posición seguida en la sentencia de la Corte Suprema causa Rol N°6900-2015.

Reitera que esta interpretación se hace patente en lo dispositivo del fallo, en términos que, como está acreditado en autos, la notificación de la demanda con fecha 28 de noviembre del año 2014, no dependió de la voluntad de la demandante, sino como se refleja en los estampados receptoriales de fojas 48 y 49, existe un error en las copias necesarias para la notificación válida de la demanda en las que incurre el receptor de turno correspondiente.

Expone que esta interpretación aplicada al caso de autos hace manifiesto el errado criterio interpretativo que han utilizado los jueces de fondo que han decidido sobre la litis, recogiendo esta larga discusión jurídica y como se ha expresado la voluntad de que se declare la obligación compensatoria por parte de la actora de autos es patente y evidente, por lo que es errado sostener que en la aplicación de la prescripción extintiva no se considere correctamente, como factor primordial de la interrupción, la voluntad del actor de interrumpir el plazo de prescripción y no la actuación del receptor de turno.

Segundo

Que, explicando la influencia de los errores de derecho denunciados en lo dispositivo del fallo, señala que, de no haberse incurrido en ellos, necesariamente, los sentenciadores habrían concluido que la acción deducida no se encontraba prescrita, y por ende se habrían abocado al conocimiento del fondo del asunto.

Tercero

Que, para la adecuada resolución del asunto planteado, en lo que interesa al recurso, es necesario tener presente que en estos autos M.S.V.C. demandó a la Municipalidad de La Cisterna, solicitando la indemnización de los daños sufridos con ocasión de la situación en la que se vio afectado su cónyuge M.C.B., quien por años se desempeñó como docente en el Liceo Veneciano de la Municipalidad demandada.

Expone que el docente el día seis de enero de 2003, tomó la decisión de renunciar a ese establecimiento educacional, renuncia que fue aceptada por Decreto N°92 de 6 de febrero de 2003, de la Municipalidad demandada, fijándose como fecha de término de la relación laboral el 1 de marzo de ese año.

Agrega que con el pasar del tiempo su cónyuge intentó buscar trabajo nuevamente en la Municipalidad de San Ramón, pero, sin embargo, la Contraloría General de la República...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA