Causa nº 35764-2017 (Casación Fondo). Resolución nº 14 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 8 de Marzo de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 706824897

Causa nº 35764-2017 (Casación Fondo). Resolución nº 14 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 8 de Marzo de 2018

Fecha de Resolución: 8 de Marzo de 2018
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:35764-2017
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

1

Santiago, ocho de marzo de dos mil dieciocho.

Vistos:

En estos autos Rol N° 35.764-2017, juicio sobre indemnización de perjuicios, seguido ante el Primer Juzgado Civil de Punta Arenas, caratulados “A.C.E.V. con Hospital Clínico de Magallanes”, la parte demandada dedujo recurso de casación en el fondo en contra de la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de la referida ciudad que, en lo que importa al recurso, confirmó el fallo de primer grado que acogió la acción y condenó al demandado a pagar la suma de $80.000.000 por concepto de daño moral a favor de F.A.M.A..

Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero

Que en el primer capítulo del recurso se denuncia la vulneración de los artículos 19, 20, 2509 N°1, 2524, 2497, 2514 y 2332 del Código Civil en relación al artículo 40 de la Ley N° 19.966.

Explica el recurrente que se encuentra acreditado en autos que los hechos fundantes de la acción ocurrieron el 22 de marzo del año 2010, razón por la que el lapso de cuatro años que contempla el artículo 40 de la Ley N° 19.966, en armonía con lo dispuesto en el artículo 2332 del Código Civil, se cumplió con creces a la fecha de notificación de la demanda.

2

En este contexto, refiere que la sentencia de primera instancia, confirmada por el fallo impugnado, acoge parcialmente la excepción de prescripción, respecto de E.A.C., empero, erradamente condena al Hospital Clínico de Magallanes a pagar la suma de $80.000.000 a la hija menor de edad F.A.M.A., aplicando de manera improcedente la figura de la suspensión de la prescripción, pues al estar en presencia de una prescripción especial de cuatro años o de corto tiempo, no procede la suspensión concedida.

En efecto, la responsabilidad del Estado en materia sanitaria se encuentra regulada en la Ley N°19.966, que en su artículo 40 establece el plazo de prescripción de cuatro años, contados desde la acción u omisión. Tal norma se encuentra en armonía con lo señalado en materia de responsabilidad extracontractual, de modo que, al igual que el artículo 2332 del Código Civil, constituye una norma de prescripción de corto tiempo que no admite suspensión, según lo dispone el inciso primero del artículo 2523 del Código Civil, en relación a los artículos 2521 y 2522 del mismo cuerpo legal, sin que sean aplicables las normas excepcionales de los artículos 2509 N° 1 y 2520 del mencionado Código Sustancial.

Segundo

Que, en el siguiente acápite, se acusa la vulneración de los artículos 20, 1437, 2314, 2316 y 2329 del Código Civil en relación con el artículo 38 de la Ley

3

No 19.966, error de derecho en que se incurre al interpretar erróneamente las normas que establecen la relación de causalidad entre el daño y la falta de servicio que se imputa a su representado.

En este aspecto, refiere que la sentencia definitiva de primera instancia, confirmada por la de segunda, establece que en la conducta del servicio yace la causa del fallecimiento del padre y cónyuge de las demandantes, desconociendo la conclusión de la perito forense que señala que no es posible asegurar que una atención médica oportuna durante el postoperatorio inmediato hubiese evitado el fatal desenlace.

Explica que la falta de servicio asentada por el sentenciador consistente en la inexistencia de un sistema organizado de turnos médicos y personal de salud, toda vez que constata que en dos días en la ficha del paciente fallecido no se registran atenciones médicas. Sin embargo, hace una errónea interpretación de los preceptos que consagran la exigencia de un nexo causal en materia extracontractual, y en definitiva, con infracción de ley, condena a su representado a una indemnización por daño moral, soslayando que aquello no es la causa basal de la muerte del causante, tal como lo establece el informe pericial que sirvió de fundamento a la sentencia. En efecto, contrariamente a lo razonado en el fallo impugnado, una correcta distribución de la carga asistencial entre los

4

médicos residentes durante el fin de semana no habría llevado a evitar el fallecimiento, razón por la que no es factible establecer el vínculo de causalidad, toda vez que la prueba rendida acredita que la muerte obedeció a causas patológicas que, con prescindencia de la actuación médica, no era anticipable ni inevitable.

Tercero

Que, según explica, las infracciones denunciadas han influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo, porque de no haberse incurrido en ellas los sentenciadores habrían rechazado la acción.

Cuarto

Que para una adecuada comprensión del asunto conviene precisar que en estos autos demandó E.V.A.C., por sí y en representación de su hija F.A.M.A., al Hospital de Magallanes esgrimiendo que el cónyuge y padre de las actoras falleció en el referido centro asistencial el día 22 de marzo de 2010, producto de una atención médica negligente, toda vez que ingresó al recinto el día 18 del mismo mes y año, practicándosele una cirugía de apendicetomía; sin embargo, su estado continuó empeorando, omitiendo el personal médico un monitoreo del paciente debido a la escasez de personal médico.

Quinto

Que, en lo que importa al recurso, constituyen hechos de la causa, por así haberlos establecido los jueces del grado, los siguientes:

5

1) Con fecha 18 de marzo de 2010, C.M.A. ingresó al servicio de urgencias del Hospital Clínico de Magallanes a consecuencia de dolor abdominal en hipogastrio y fosa ilíaca derecha, con temperatura axilar de 39°C. El diagnóstico de ingreso fue apendicitis aguda, razón por la que fue hospitalizado e intervenido quirúrgicamente ese mismo día por apendicectomía laparoscópica.

2) El día 21 del mismo mes y año, el paciente presentó decaimiento, meteorismo, deposiciones líquidas, distensión abdominal y vómitos, con dificultad para orinar, no consignándose atención médica ese día.

3) El día 21 de marzo, la Enfermera a cargo informó en tres ocasiones a la doctora de turno de la unidad de cuidados intensivos el empeoramiento del estado del paciente, quien dio indicaciones a seguir.

A las 20:40 horas se le realizó una punción abdominal la cual mostró líquido ascítico, cuyo informe, con posterioridad consignó abundantes leucocitos en su mayoría polimorfonucleares y glóbulos de pus, sin observarse células neoplásicas.

A las 22:30 horas fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos cardiovasculares, debido a su rápido deterioro respiratorio y hemodinámico, donde se lo conectó a ventilación mecánica y monitoreo invasivo.

6

4) El día 22 de marzo el paciente había evolucionado hiperperfundido, séptico y anúrico, por lo que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos donde ingresó a las 16:00 horas con acidosis metabólica e hipocaliemia, determinándose como diagnóstico: Síndrome de Distress respiratorio del adulto, shock séptico, falla multiorgánica, coagulación intravascular diseminada, falla renal aguda sobre crónica, nefrótico.

4) El paciente falleció a las 18:10 horas del día 22 de marzo de 2010, esto es, cuatro días luego de habérsele realizado la apendicetomía en el Hospital demandado, a causa de shock séptico, falla orgánica múltiple, neumonía , producto de haber evolucionado tórpidamente, luego de dicha intervención quirúrgica

5) Con posterioridad la muerte del padre, su hija menor de edad F.M.A., resultó psicológica y emocionalmente afectada, llegando incluso a repetir tercer año básico.

6) La demanda fue interpuesta el 19 de junio de 2015 y notificada el día 15 del mismo año.

Sexto

Que, sobre la base de los antecedentes descritos, los sentenciadores acogen parcialmente la excepción de prescripción, toda vez que, entre la fecha de ocurrencia de los hechos, esto es, el 22 de marzo de 2010 y la fecha de notificación de la demanda, el 15 de julio de 2015, transcurrió con creces el plazo previsto en la ley,

7

razón por la que procede tal excepción en relación a la acción ejercida por la cónyuge del occiso. Sin embargo, continúan exponiendo, en el caso de autos, además, se demandó en representación de la hija menor de edad de aquél, nacida el 10 de octubre del año 2001, beneficiándole la institución jurídica de la suspensión de la prescripción de conformidad a lo establecido en el artículo 2520 en relación al artículo 2509 ambos del Código Civil, razón por la que, a su respecto, sólo cabe rechazar la aludida excepción.

A continuación, sostiene que en la especie es aplicable el estatuto de responsabilidad del Estado que se encuentra regulado en la Ley N° 19.966, que contempla la falta de servicio como el factor de imputación.

En lo concreto, el hecho fundante de la demanda, en este caso la omisión reprochada al demandado, es la falta de atención médica oportuna y competente sufrida durante la hospitalización por don C.F.M.A., quien falleció a las 18:10 horas del día 22 de marzo de 2010, cuatro días después de habérsele realizado una apendicetomía, producto de haber evolucionado tórpidamente luego de ésta con un cuadro de shock séptico progresivo.

Luego expone el tenor del informe pericial acompañado en autos, que orienta sobre la afección que cursó el paciente fallecido, los porcentajes de mortalidad asociados a la patología como sus complicaciones, y que consigna que

8

el diagnóstico y control precoz de la injuria, es lejos la terapia más efectiva y preventiva, pero que ella requiere de una observación estricta del paciente y de sus exámenes, para detectar a tiempo cualquier anomalía en el curso de su post operatorio. Para realizar esta observación se requiere un sistema organizado de turnos de médicos y personal auxiliar de la salud que funcione durante los días hábiles y durante los fines de semana en el servicio de salud donde esté hospitalizado el paciente y que permite una adecuada distribución de las tareas asignadas entre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA