Causa nº 88958/2016 (Casación). Resolución nº 86322 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 6 de Marzo de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 670437453

Causa nº 88958/2016 (Casación). Resolución nº 86322 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 6 de Marzo de 2017

Fecha de Resolución: 6 de Marzo de 2017
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:88958/2016
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:847-2016 - C.A. de Santiago
Rol de Ingreso en Primer Instancia:C-11177-2013 - 11º JUZGADO CIVIL DE SANTIAGO
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, seis de marzo de dos mil diecisiete.

Vistos y teniendo presente:

Primero

Que en estos autos Rol Nº 88.958-2016, sobre juicio sumario de reclamación de multa sanitaria de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 171 del Código Sanitario, se ha ordenado dar cuenta, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 782 del Código de Procedimiento Civil, del recurso de casación en el fondo interpuesto por la parte reclamante en contra de la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago que, confirmando la de primera instancia, rechaza el reclamo en todas sus partes.

Segundo

Que el arbitrio de nulidad sustancial denuncia, en primer término, la falsa aplicación del Decreto Supremo Nº146 del año 1997 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, norma que regula la emisión de ruidos molestos para fuentes fijas, calidad que no tiene la actividad de construcción que desempeña la actora. Por lo tanto, este cuerpo normativo no está previsto para regular a la reclamante, en tanto la construcción no califica en el concepto de fuente fija.

Agrega que es claro que el Decreto Supremo Nº146 no proporciona una definición de fuente fija que permita entender con claridad y precisión su alcance, razón por la cual debe indagarse en el concepto a la luz de las normas de interpretación del Código Civil. Pues bien, la construcción no constituye una actividad permanente, ya que

0136902281903se extiende solamente por el tiempo que tarda en completarse la obra. A lo anterior se añade que, tomando en cuenta aquellas actividades que se mencionan en el decreto, ellas tienen en común que siempre ocasionan la misma clase de ruidos, circunstancia que no ocurre en su caso.

Asevera que el concepto de “fijo” se refiere a algo permanentemente establecido y que no esté sujeto a alteraciones, características que no se observan en la construcción. Al resolver en contrario, se está aplicando una integración analógica prohibida, en tanto de ella resulta una sanción para el administrado. En otras palabras, sino había certeza respecto del verdadero sentido y alcance del Decreto Supremo N°146 de 1997, no procedía aplicarlo a la actividad constructiva y de ello derivaba una sanción. Agrega a ello que, en esta materia, cobra importancia la dictación posterior del Decreto Nº38 del año 2011, que suprime el concepto de fuente fija, por lo que tampoco es aplicable en la especie.

Tercero

Que también se denuncia la infracción al principio de legalidad contenido en los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de la República, además de los artículos 171 del Código Sanitario, 11 y 41 de la Ley Nº19.880 y 2 de la Ley Nº18.575, vicios que sustenta en que del examen de la sentencia recurrida, que hace suyos los argumentos del fallo de primer grado, aparece que la resolución reclamada no cumple con los requisitos de todo

0136902281903acto administrativo, principalmente la exigencia de fundamentación, toda vez que la empresa acompañó numerosa prueba documental que no fue ponderada en ella. En su lugar, tanto la autoridad sanitaria como los sentenciadores resuelven solamente con el mérito probatorio que se otorga al acta levantada por los fiscalizadores. Nada se dice tampoco sobre cómo se dan por acreditadas las infracciones, cómo se materializaron ni por qué los descargos no fueron suficientes.

Todo lo anterior implica la transgresión del principio de imparcialidad contenido en el artículo 11 de la Ley N°19.880, disposición que habría llevado a revocar la sentencia apelada.

Cuarto

Que, en cuanto a la influencia que los vicios tuvieron en lo dispositivo del fallo, afirma que ella es sustancial, en tanto permitieron que se privara a la reclamante del sustento efectivo para su defensa y finalmente, dieron lugar a que se rechazara su reclamo, en circunstancias que correspondía dejar sin efecto la sanción aplicada.

Quinto

Que de manera previa al análisis de los yerros jurídicos denunciados, cabe puntualizar que los antecedentes se inician por el reclamo deducido por la empresa ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A., en contra de la Resolución Exenta Nº005614 de 31 de octubre del año 2012, dictada por la Secretaría Regional Ministerial de

0136902281903Salud de la Región Metropolitana, en virtud de la cual se le condena al pago de una multa de 200 Unidades Tributarias Mensuales, en razón de haberse constatado en la obra ubicada en calle San Martín Nº45, comuna de Santiago, a través de una fiscalización realizada el 6 de julio de 2012: i) que las mediciones de ruido en la obra excedieron el máximo permitido de 60 decibeles, arrojando un total de 75,3 decibeles provenientes de golpes de martillos percutores en distintos lugares; ii) personal que cumple funciones de carpintería metálica no usa protección auditiva: iii) persona que trabaja en la bomba de hormigón no usa protector auditivo; iv) se visualizan dos tableros eléctricos sin señalizar riesgo; v) en la torre 7 caja escala en nivel 4° y 5°, falta protección de baranda para evitar caídas de altura; vi) se visualiza en el tercer nivel caja eléctrica con puntos vivos expuestos, con peligro de electrocución; vii) se visualiza tres conservadoras de alimentos con presencia de hongos y sin utilizar las viandas que se encuentran fuera de la conservadora; viii) sector de guardarropía falta orden y aseo.

Todo lo anterior, indica la resolución, constituye infracción a lo expuesto en los numerales 2 y 3 de la sentencia N°2837 de 31 de mayo de 2012, recaída en expediente N°2532/2012, al artículo 1 N°4 del Reglamento sobre emisión de ruidos molestos generados por fuentes

0136902281903fijas, aprobado por Decreto Supremo N°146/1997 y los artículos 3, 27, 37, 39 y 53 del Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo, aprobado por Decreto Supremo Nº594 del año 1999 del Ministerio de Salud.

Sexto

Que la reclamación deducida se funda, en primer lugar, en que el procedimiento aplica una sanción técnicamente improcedente, toda vez que se sustenta en la infracción al citado Decreto Supremo N°146 de 1997 que establece la norma de emisión de ruidos molestos, la cual resulta aplicable solamente a las fuentes fijas, entregando la misma normativa ejemplos como actividades industriales, comerciales y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA