Causa nº 84778/2016 (Casación). Resolución nº 34 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 20 de Septiembre de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 693452717

Causa nº 84778/2016 (Casación). Resolución nº 34 de Corte Suprema, Sala Tercera (Constitucional) de 20 de Septiembre de 2017

Fecha de Resolución:20 de Septiembre de 2017
Movimiento:RECHAZA CASACION EN EL FONDO (M)
Rol de Ingreso:84778/2016
Rol de Ingreso en Cortes de Apelación:5518-2016 - C.A. de Santiago
Rol de Ingreso en Primer Instancia:V-37-2015 - 11º JUZGADO CIVIL DE SANTIAGO
Emisor:Sala Tercera (Constitucional)
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, veinte de septiembre de dos mil diecisiete.

Vistos:

En estos autos Rol N° 84.778-2016, sobre gestión de pago para expropiar, seguidos ante el 11° Juzgado Civil de Santiago, por resolución de cinco de abril de dos mil dieciséis, se accedió a la petición del Banco Estado fundada en el artículo 23 del Decreto Ley N°2.186, ordenándose el pago preferente de sus acreencias con cargo a los dineros consignados en este procedimiento voluntario en favor del expropiado L.V.G..

Apelada dicha decisión por el deudor y expropiado, la Corte de Santiago la revocó por sentencia de diecisiete de agosto de dos mil dieciséis, rechazando en su lugar la solicitud del Banco Estado, en contra de la cual, este último interpuso recurso de casación en el fondo.

Se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero

Que el recurrente denuncia la infracción al artículo 156 del Código de Procedimiento Civil en relación con los artículos 2503 y 2518 del Código Civil, y estos, además, en congruencia con lo que estatuye el artículo 23 del Decreto Ley N°2.186.

Sostiene que la obligación que pretende exigir por esta vía, a diferencia de lo resuelto en el fallo cuya casación intenta, no está sujeta a modalidad alguna que suspenda su nacimiento o ejercicio, decisión que omitió considerar la interrupción civil de la prescripción que se produjo con ocasión del cobro de dos créditos cuya titularidad detenta en procedimientos ejecutivos, que si bien fueron declarados abandonados, el artículo 156 del Código de Procedimiento Civil se encarga de dejar a salvo las acciones o excepciones que tuvieran las partes, perdiéndose sólo el derecho a continuar el procedimiento abandonado; es decir, lo que se extingue es lo obrado en el juicio debido a la negligencia de la parte interesada que permanece por largo tiempo despreocupada por su curso, cualidad que diferencia a esta institución de la cosa juzgada, ya que el titular del crédito puede reiniciar su cobro en otro juicio diverso, destacando que en el presente asunto, el tiempo de prescripción estaba interrumpido precisamente por la vigencia de los autos ejecutivos, cuyo abandono fue resuelto con posterioridad a la decisión de primera instancia que aceptó la preferencia de sus créditos, afirmando que la solicitud que oportunamente formuló al tenor del artículo 23 del Decreto Ley N°2.186, debe estimarse como una nueva demanda que tiene la entidad interruptiva civil suficiente para detener el curso de la prescripción de sus acciones, que en consecuencia, siguen vigentes para los efectos de lo que disponen los artículos 2518 y 2523 del Código Civil.Siguiendo esta línea de razonamiento, agrega, la decisión correcta fue la adoptada en el fallo de primera instancia que debió ser confirmado por el de segunda, puesto que al momento de ser declarados abandonados cada uno de los procedimientos ejecutivos, ya existía un pronunciamiento judicial que reconocía la actual vigencia de su acreencia y preferencia para hacerla valer en el monto consignado a título de indemnización por expropiación en favor del deudor y expropiado, por lo que solicita que una vez que sea acogido el presente recurso de nulidad sustancial, se confirme la sentencia de primer grado en la de reemplazo que se dicte a continuación.

Segundo

Que para una adecuada resolución del asunto, resulta conveniente dejar consignados los siguientes antecedentes del proceso: i) Con fecha 24 de febrero de 2015, el Servicio de Vivienda y Urbanismo de la Región Metropolitana solicitó al tribunal tuviera presente la consignación a título de indemnización de perjuicios provisional por expropiación del inmueble de propiedad de L.V.G., por un monto de $127.483.065, ordenada según Resolución Exenta N°7.082, de 3 de diciembre de 2014, necesaria para la ejecución del proyecto “Ampliación Avenida San Martín”, suma que fue consignada en la cuenta corriente del tribunal el día 3 de noviembre de 2015.ii) El expropiado se allanó al acto expropiatorio con fecha 9 de diciembre de 2015, invocando para tal efecto lo dispuesto en el artículo 15 del Decreto Ley N°2.186. iii) Según certificado de hipotecas y gravámenes agregado a fojas 46, consta que el inmueble expropiado registra dos hipotecas en favor del Banco Estado, la primera, para garantizar una obligación por 750 Unidades de Fomento y, la segunda, para caucionar las obligaciones vigentes que mantuviera el deudor L.V.G. con esa entidad bancaria o que adquiriera a futuro. iv) Mediante presentación de 11 de diciembre de 2015, a fojas 71, el Banco Estado hizo valer sus créditos preferentes, según lo dispuesto en el artículo 23 del Decreto Ley N°2.186, afirmando ser titular de dos obligaciones líquidas, actualmente exigibles y no prescritas, que constaban en títulos ejecutivos, de los que L.V.G. era deudor, cuya cuantía, al 4 de diciembre de 2015 ascendía a $41.622.309.-, según certificados que rolan a fojas 55 y 56, en los que además, se detalla que el deudor se constituyó en mora los días 10 de abril y 13 de junio del año 2006. v) Que en su petición, el Banco hizo valer dos créditos:

Del primero, da cuenta la escritura pública de 16 de enero de 1998, donde consta que el Banco dio en préstamo a L.V.G. la suma de 750 Unidades de Fomento, que se obligó a pagar en 142 meses, comenzando el 1° de marzo de 1998, por medio de dividendos mensuales y sucesivos. El deudor, no dio cumplimiento a sus obligaciones puesto que no pagó los dividendos devengados desde el 13 de junio de 2006, adeudando la cantidad de 357,15 Unidades de Fomento, considerándose la deuda como de plazo vencido, por lo que se hizo exigible el total de lo debido, a saber, $15.568.192.-, obligación que califica de líquida, actualmente exigible, no prescrita y que consta en un título ejecutivo.

El segundo se origina en un pagaré de su dominio, suscrito por L.V.G., el 24 de junio de 2005, por la suma original de 615,9 Unidades de Fomento, obligándose a pagar el deudor el capital y sus intereses en 3 cuotas mensuales y sucesivas, cada una por la suma de 214,28 Unidades de Fomento, entre abril y junio de 2006, obligación que no cumplió, encontrándose en mora desde el 10 de abril de 2006, adeudando la cantidad de 1.017,26 Unidades de Fomento, equivalentes a la suma de $26.054.117, al mes de diciembre de 2015; obligación que califica de líquida, actualmente exigible y que consta en un título ejecutivo no prescrito.

En ambos casos, afirma que el capital adeudado fue garantizado mediante constitución de hipoteca de primer y segundo grado sobre el inmueble objeto de la expropiación, gravamen debidamente inscrito en el Conservador de Bienes Raíces de Santiago. vi)De esta presentación se dio traslado al expropiado, quien, al contestar, sostuvo que las obligaciones hechas valer estaban prescritas, teniendo en consideración para ello lo dispuesto en el artículo 2515 del Código Civil; indica que las obligaciones cuyo cobro se pretende por esta vía se hicieron exigibles los días 13 de junio y 10 de abril de 2006, luego de operar en ambos casos la cláusula de aceleración, de modo que a la fecha de la presentación del Banco, el tiempo exigido por esa norma se encontraba transcurrido en exceso, debiendo atenderse al contenido del artículo 2516 del citado Código, en el sentido que la acción hipotecaria y las demás que procedan de una obligación accesoria, prescriben junto a aquella a que acceden, haciendo presente, por otra parte, que en ambos procedimientos se encontraban pendientes de resolución dos peticiones de abandono de procedimiento. vii) Mediante resolución de fecha 5 de abril de 2016, se rechazó en primera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA